Historia

Los orígenes del Hospital Español de Mendoza se remontan a principios del siglo XX.

En 1923, tras quedar conformada la Sociedad de Beneficencia y Mutualidad, se intensificaron las gestiones ante el gobierno local con el objetivo de lograr su apoyo para la construcción del hospital.

Años después, fruto de la voluntad de sus precursores, en el terreno donado por don Miguel Escorihuela Gascón, se levantó la primera edificación del nosocomio. Anecdóticas son las historias que cimentaron su creación: verbenas, romerías, fiestas y veladas cinematográficas a beneficio de un gran sueño que comenzaba a gestarse.

En enero de 1939, luego de 16 años de trabajo ininterrumpido, se inauguraron los consultorios externos, y finalmente, el 20 de agosto de 1939, abrió sus puertas el Hospital Español de Mendoza, una obra majestuosa, motivo de orgullo de los españoles que durante años impulsaron su desarrollo.

Al momento de ser inaugurado, el hospital contaba con cuatro pabellones: radiología, fisioterapia, sala de operaciones, una capilla y una lavandería.

Desde su fundación, el crecimiento del hospital ha sido sólido y constante, al cumplir sus 25 años de existencia, ya contaba con 50 profesionales y 230 empleados para la atención de 7 pabellones con un total de 180 camas. Estaba en pleno funcionamiento la maternidad, los quirófanos, la farmacia, el laboratorio y los consultorios externos. La cantidad de socios en ese momento superaba los 15.000.

El paso de los años significó mayores desafíos, la modernización del hospital y los constantes avances tecnológicos en materia de salud aceleraron su crecimiento. En poco tiempo, el Hospital Español de Mendoza se convirtió en referente en innovación científico tecnológica en el interior del país. Su liderazgo en la región de Cuyo ha sido considerado gracias a la trayectoria de su plantel de profesionales y personal, y también gracias a una estricta política de evolución y crecimiento.

En la actualidad, el Hospital Español de Mendoza es un centro médico reconocido por la excelencia de sus servicios y prestaciones.